Después de muchos años con Flash, y estos últimos ya mas centrado en programación y desarrollo con ActionScript 3, estas últimas semanas, primero con Flex 3, y luego con Flash Builder 4, han significado a nivel personal=profesional un antes y un después.

Como al César, lo que es de César, tengo que reconocer que era bastante reticente al respecto de pasarme a Flash Builder 4 (Flex 4 para los que no quieren gastar y tienen tiempo jeje), de hecho fue un “viejo” alumno y buen amigo, el que me empujo y me dejo en manos de Flex, con licencia y todo jeje. ¡Gracias Mario!.

El hecho, es que llevo el último mes y medio, trabajando a diario con Flash Builder, y mas concienzúdamente, estas últimas dos semanas, echándole bastantes horas (aunque bastantes igual son pocas jeje, unas 14 diarias.., ¿que os parece? 😉 ), y puedo asegurar sin lugar a dudas, que el ahorro de tiempo, evolución, y posibilidades de reciclaje de código, dan hasta vértigo. Crear cualquier cosa multi-idioma, es cuestión de coser y cantar, y hacer una intro con flash, de un diseño con Photoshop o Illustrator, es tan sencillo como usar Flash Catalyst CS5 de por medio. De Flash Catalyst CS5 esto ya hablaré en otro post mas adelante, porque se merece un post entero para el solo ;-).

El hecho, es que con Flash Builder, haciendo cualquier cosa, y con la sencillez de exportar el proyecto en un archivo fxp, nos permite volver a repetir la intro, animación, o banner, en cualquier momento, simplemente modificando los textos, como si de dreamweaver se tratara, las imágenes, con el propio photoshop, y los gráficos…, ¡ay!, los gráficos, porque si señores, podemos trabajar de forma vectorial, y luego modificar nuestros diseños desde el propio Illustrator…., eso si, usando nuestro nuevo amigo: Flash Catalyst CS5, de por medio.

A ver si pronto puedo mostraros alguno de los proyectos que tengo entre manos, porque sinceramente, lo que no me puedo creer, es que proyectos que en Flash llevarían medio año largo, con Flash Builder podamos reducir este tiempo, en porcentajes de tiempo, que jamas hubiéramos siquiera imaginado….

Asi que nada, recomendación total, echarle un vistazo, descargarlo y enredarlo, y aunque de miedo, de verdad, buscar ejemplos que haya por la red, hacer vuestros pinitos, y ya me contareis ;-).

Un saludo desde la capital riojana,

J.R. León Somovilla